Un ataque al corazón o infarto al miocardio, ocurre cuando el músculo cardiaco no recibe suficiente aporte sanguíneo, debido a la formación de un coagulo que obstruye la circulación o la aterosclerosis que disminuye el flujo sanguíneo de la arteria al musculo cardiaco produciéndose la muerte de este tejido sino se restablece la circulación. 

Como señala el Dr A. Luis León Burgos, cardiólogo de la clínica Camino Real Auna, Los pacientes que presentan infarto existen dos tipos, los que debutan con el infarto ingresando por emergencia y los pacientes con historia previa de dolor de pecho, cansancio, desmayo y otros síntomas. comenta el Dr. León. La mayoría de los pacientes presentan factores de riesgo como HTA, DM, Obesidad, Dislipidemia, Tabaquismo y otro porcentaje de pacientes solo presentan carga genética

La prevención es fundamental en la mayoría de los casos, lo primero que se debe realizar es un tamizaje (evaluación de los factores de riesgo cardiovasculares) que implica estudios de laboratorio y exámenes bioquímicos de sangre y un electrocardiograma.

Cuando el paciente viene con alguna molestia, se procede a realizar la evaluación clínica los exámenes no invasivos respectivos que pueden ser: electrocardiograma, ecocardiografía, la prueba de esfuerzo y dosaje de enzimas cardiacas según sea el caso. 

Según el II Registro Nacional de Infarto Miocárdico Agudo (Renima), del año 2011, el 70% de casos de infarto cardiaco en el Perú se presentaba entonces en la población mayor de 60 años. Sin embargo, en el III Renima del año 2014 – las tendencias habrían cambiado, pues ahora la población adulta joven estaría más expuesta a sufrir un infarto cardíaco por factores como el estrés o la alimentación poco saludable.

Aunque no hay estadísticas exactas sobre infartos al corazón, se sabe que en los hospitales y clínicas del país se producen entre 4 y 5 casos por semana, es decir unos 200 por mes. Es muy importante diagnosticar y tratar preventivamente para evitar los factores de riesgo.

¿Cómo prevenir un infarto? 

Reducir los riesgos de un ataque al corazón es posible; para ello la Clínica Camino Real Auna te da estos 5 consejos que, estamos seguros, te resultarán muy útiles y aportarán a los hábitos de vida saludable.

1. Mejore la alimentación. Evita los alimentos con grasas saturadas, harinas procesadas, exceso de sal y carnes rojas. Prefiera los vegetales y frutas. La conocida ”dieta mediterránea”

2. Deje de fumar. Podría reducir el riesgo de hasta un 50% de padecer una enfermedad coronaria.

3. Haga ejercicio regular por lo menos 30 minutos al día. La caminata es una excelente actividad y reduce el riesgo de una enfermedad cardíaca.

4. Sométete a evaluaciones periódicas por parte de tu cardiólogo. Controle la presión arterial, los niveles de colesterol y glucosa, mantenga su peso adecuado. También debes de evaluarte si hay familiares cercanos que hayan padecido infarto o “derrame cerebral””

5. Disminuya el estrés, deje atrás las preocupaciones y lleve una vida sana.





-
Share To:

Trujillando

Post A Comment:

0 comments so far,add yours

Ingrese su comentario adecuadamente!