Ante la recuperación de la ciudad y los continuos trabajos que viene desarrollando la Municipalidad Provincial para rehabilitarla, un grupo de sindicalistas de la comuna (Semut) marchó solicitando el adelanto de un bono por concepto de uniformes, el cual se acordó entregar en julio del presente año.

No obstante, pese a estar en estado de emergencia, los agremiados insisten en cobrar tal concepto, incurriendo de esa manera en incumplimiento de un acuerdo ya establecido.

“Nos encontramos en emergencia, es un momento de zozobra, y no podemos atender su pedido antes del plazo acordado. Podemos encontrar alguna salida, sí. Pero la coyuntura ha sido mayor.”, refirió el gerente de personal, Jorge Ruiz del Castillo.

La marcha fue acatada por menos del 20% de miembros del sindicato, debido a que la mayoría de sus integrantes no se encontraban de acuerdo con las exigencias que planteaba su dirigente Fredy Solano.
Share To:

Trujillando

Post A Comment:

0 comments so far,add yours

Ingrese su comentario adecuadamente!