El gobernador regional Luis Valdez Farías precisó que la propuesta de desviar el cauce de la quebrada San Idelfonso al rio Moche y que no pase por Trujillo y Víctor Larco no es la solución definitiva al problema que genera su activación durante fuertes lluvias y que ésta, entre otras, deben ser argumentadas y sustentadas técnicamente para que se adopte la mejor alternativa.

El cambio climatológico en el mundo es una realidad que se puede verificar con lo que está ocurriendo en diversos países donde se presentan fenómenos inusuales que vemos seguido por los medios de comunicación, agregó.

Señaló ante ello su preocupación debido a que no se puede descartar -como se ha pronosticado-, que en el verano del próximo año pueda ocurrir un fenómeno de El Niño, con lluvias intensas, exhortando a la población en general a adecuar sus viviendas para ello y adoptar las previsiones que sean necesarias.

Respecto al tema de la quebrada, precisó que se está buscando una solución integral al problema y que la propuesta hecha por la Autoridad Nacional del Agua –ANA debe ser sustentada aproximadamente en setiembre, cuando concluyan los estudios.

“Sus técnicos están levantando información de campo que después que debe ser validada en gabinete y tendrán que exponer ante las autoridades para adoptar la decisión final”, dijo. 

POCO PRESUPUESTO

Valdez recordó que durante el GORE Ejecutivo efectuado en Lima exigió ante el presidente de la República y los ministros de Estado por la falta de descentralización económica. “Pedí que se cumpla con lo incluido en el Acuerdo Nacional respecto a descentralización económica”, acotó.

Al respecto agregó que a la fecha el Gobierno Nacional sigue manejando el 70% del presupuesto de la República y a los gobiernos regionales y municipales solo les llega el restante 30%.

Con ese magro presupuesto para atender las necesidades de alrededor de 2 millones de habitantes que hay en La Libertad es poco lo que se pude hacer en obras de desarrollo y tareas preventivas como las que se requieren ante el fenómeno de El Niño, puntualizó.

“Hoy estamos enfocados en trabajar pensando en que la prioridad en la ejecución de obras es la prevención y que se ejecuten con enfoque de gestión del riego de desastres. De qué vale hacer carreteras, locales escolares o centros de salud si después la caída de huaicos o desbordes de quebradas y ríos los pueden colapsar”, expresó.
Share To:

Trujillando

Post A Comment:

0 comments so far,add yours

Ingrese su comentario adecuadamente!