Muchas personas creen que las várices son sólo un problema estético pero en realidad el 90% de los pacientes que las padecen sufren de molestias muy intensas que interfieren con su vida cotidiana como el dolor de piernas, el adormecimiento, calambres, hinchazón, cansancio o ardor de piernas.

Si bien las várices se ven mal desde un punto de vista estético, constituyen además un serio problema de salud que puede traer graves consecuencias si no es tratado, por ejemplo, una úlcera varicosa o trombosis venosa. Las várices son un problema de salud pública.

Otra creencia errónea es que la persona que sufre de várices debe reposar con piernas en alto. Si bien es cierto la elevación de las piernas por un periodo corto de tiempo consigue aliviar los síntomas producidos por la mala circulación. Sin embargo, el permanecer en esta posición por periodos prolongados es el peor error que podría cometer un varicoso. Lo más apropiado es realizar ejercicios sencillos para fortalecer la musculatura de las piernas, en especial la de la pantorrilla, ya que esta es la “bomba “que ayuda al retorno venoso para así lograr una mejor circulación.

Hay que tener en cuenta que la enfermedad varicosa es eminentemente hereditaria, por eso el padecimiento no es exclusivo de las damas o ancianos, los estudios demuestran que, por cada 4 mujeres con várices, hay 1 hombre afectado, teniendo en cuenta que su aparición se incrementa con los años, muchos jóvenes las padecen, incluso desde antes de los 20 años.

“Quiero recalcar que las várices son una enfermedad crónica, esto quiere decir que el paciente siempre va a formar trayectos varicosos y es necesario controlarse periódicamente acudiendo al especialista como máximo cada 3 años y tener todas las medidas preventivas para frenar el avance de la enfermedad. Quién le ofrezca un tratamiento con el cual nunca más le van a salir várices le está estafando”, puntualizó la Dra Patricia Fernández, Directora de Glomach Medic en la ciudad de Trujillo.

Fernández acotó que no existen las várices interna ya que el sistema de venas profundas (internas) es incapaz de enfermarse de várices y estas son de venas superficiales, es decir, externas.

Hay que recordar que existen diferentes tipos de várices, no todas son esos cordones abultados que vemos en las piernas (várices tronculares), las “arañitas” o telangiectasias también son un tipo de várices, así como las redes de venas verdes bajo la piel o várices reticulares. Todas estas pueden llevar a complicaciones graves en las piernas.

En el Perú la cirugía sigue siendo los tratamientos más ofrecidos para la enfermedad varicosa, pero los avances de la medicina han llevado al desarrollo de otras técnicas más sencillas y efectivas para la enfermedad. Lo correcto en medicina es de lo más simple a lo más complejo. A nivel mundial, se usa desde hace muchos años la ESCLEROTERAPIA como primera técnica de tratamiento ya que, en manos expertas permite eliminar todo tipo de várices sin someter al paciente a grandes riesgos.

La Directora de Glomach Medic Trujillo también acotó no olvidar que la consulta con un médico experto en Flebología es lo mejor que se puede realizar para despejar todas sus dudas y comenzar con un tratamiento adecuado y eficaz.
Share To:

Trujillando

Post A Comment:

0 comments so far,add yours

Ingrese su comentario adecuadamente!