Mafia minera usaba a dos  ancianos en cerro El Toro


Las mafias mineras que operan en cerro El Toro, una vez más, están demostrando que no tienen ningún tipo de escrúpulos para alentar la ilícita actividad que desarrollan desde hace más de veinte años en este lugar del distrito de Huamachuco, provincia de Sánchez Carrión, en la sierra de La Libertad.

Los cabecillas, quienes se enriquecen a costa de la contaminación del medioambiente y a someter a condiciones infrahumanas a niños, mujeres y adultos para extraer el mineral, apelan a cualquier estrategia para evitar ser descubiertos por las autoridades.

En esta oportunidad, la Policía descubrió que dos ancianos, identificados como José Diómenes Otiniano Cruz y su esposa María Isabel Pizán Mauricio, ambos de 72 años de edad, habían sido utilizados por estas organizaciones delictivas para que escondan en su vivienda, ubicada en el caserío de Shiracmaca, gran cantidad de explosivos e insumos químicos que iban a ser usados en las exploraciones y pozas de procesamiento de mineral ilegales existentes en El Toro.

La intervención ocurrió el jueves al mediodía, cuando los agentes policiales y miembros del Ejército Peruano realizaban operativos para velar por el cumplimiento de la inmovilización social decretada por el Gobierno a fin de prevenir la pandemia del coronavirus que afecta a gran parte del país.

Las fuerzas del orden, tras ser alertados de la presencia de personas extrañas, ingresaron a la casa rústica, ubicada en la calle Jorge Moreno N° 118, llegando a decomisar dos cilindros que contenían cianuro, tres sacos de ANFO (explosivo), seis sacos de carbón activado, nueve cajas y cuatro rollos de mecha lenta, 4 816 cartuchos de dinamita y 6 100 mechas fulminantes e insumos químicos. Todo este material ilegal estaba en posesión y custodia de los ancianos que habían sido captados por las mafias. Otiniano Cruz fue trasladado a la dependencia policial, y alegó que una señora, de nombre Juana, le encargó la mercadería y desconocía su contenido.

El comandante Julio Cesar Hernández Rojas, jefe de la delegación policial de Huamachuco, informó que todos estos productos son comercializados a los mineros ilegales que operan en cerro El Toro y que, sin escrúpulos, usan a niños, jóvenes y hasta adultos mayores, poniéndolos en riesgo sus vidas. Además, precisó que iniciaron las investigaciones para identificar a la propietaria de la mercadería.

“Todo es utilizado para la minería ilegal en esta zona. Ya se ha dado cuenta al Ministerio Público y, en el curso de las investigaciones, se va a determinar la identidad de la propietaria de esta ilegal mercadería y el grado de responsabilidad que tienen los ancianos”, precisó. En una intervención similar, registrada el 3 de abril, se detuvo, también con explosivos e insumos químicos, a seis personas, entre ellas una mujer con condiciones especiales, al ser sordomuda, que también era usada por la red criminal.



De otro lado, informó que personal del Ejército y la Policía junto a la Red de Salud de Sánchez Carrión realizaron una nueva inspección a la empresa minera Minerals Doña Julia S.A.C., ante la alerta y preocupación de la población, debido a que dicha operación seguiría funcionando sin cumplir con las medidas de salubridad dispuestas por el Ejecutivo para prevenir el COVID-19.
Share To:

Andrés Rafael López

Post A Comment:

0 comments so far,add yours

Ingrese su comentario adecuadamente!