Se siente bonito cuando ves que otros hermanos comunicadores empiezan a trabajar en equipo, con estrategias nuevas, aprovechando el problema pandémico convertido en una gran oportunidad para los que tenemos fibra comunicativa en la acción y profesión.

Se siente bonito cuando lees que otros colegas de la comunicación se empiezan a reunir y a coordinar para dejar de ser asociaciones islas y se unifican en una sola Asociación Peruana de Profesionales de la Comunicación, usando para ello, la herramienta virtual en la que muchos de ellos no creían, pues la presencialidad los había absorvido sin dejarles chance para otros medios.

Se siente bonito cuando hay consenso en el fortalecimiento de los lazos y revaloración de la disciplina, la profesión y como resultado de ello se institucionaliza el 11 de agosto como el Día del Profesional de la Comunicación en el Perú.

Se siente bonito cuando la virtualidad, la realidad y la pandemia son utilizados como trinomio de oportunidad por los comunicadores inconformes e intranquilos, pero coherentes y congruentes con los objetivos para lo que fueron formados. Licenciados, Magísteres y Doctores de la Comunicación, se alinean dejando de lado sus grados, sus títulos y tributan al gran objetivo: consolidar el anhelado Colegio Profesional de Comunicadores del Perú.

Se siente bonito, cuando sabes que “valió la satisfacción” y no la pena, haber apostado hace algunos años, plantear desde la mirada científica y más allá de lo meramente intencional y jurídico, una investigación cualitativa que me permitiera aportar con bases más sólidas para la creación de un organismo nacional, estructurado desde el espíritu mismo de la profesión y con miradas académicas, laborales y sociales.

Se siente muy bonito ser Comunicador, hoy más que nunca.


Share To:

Luis Junior Huanca Sanchez

Post A Comment:

0 comments so far,add yours

Ingrese su comentario adecuadamente!