La instalación de mercados temporales, el desplazamiento de puestos para mantener distanciamiento social y establecer un horario reducido de compra y venta, son las recomendaciones de Alberto Llanos, docente de la carrera de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Privada del Norte (UPN), que deben implementarse en la Libertad para evitar la propagación del coronavirus.

Antes de producirse la pandemia, un mercado en Trujillo recibía la visita de hasta 5 mil personas al día generando focos de alto contagio del virus. “Con la reactivación económica, muchos de estos lugares reabrieron implementando medidas de seguridad como limitar el número de personas, organizar filas ordenadas, tomar la temperatura en las entradas y el uso obligatorio de mascarillas. Sin control de las autoridades y la responsabilidad de los ciudadanos, estas reglas no se cumplen”, señaló Llanos.

El docente de UPN explicó que los mercados itinerantes son una alternativa de solución temporal porque ayudan a descongestionar zonas de compra de productos de primera necesidad. “Es importante que estos espacios respeten las normas de sanidad. Si no aplicamos la educación sobre el cuidado constante en los centros de abasto podemos provocar la propagación del virus o un rebrote de la enfermedad en la región”, agregó Alberto Llanos de UPN.


Share To:

Luis Junior Huanca Sanchez

Post A Comment:

0 comments so far,add yours

Ingrese su comentario adecuadamente!