Los casi 200 días de cuarentena en nuestro país, y la posterior restricción de salida de menores de 14 años que continúa vigente, no solo ha permitido evitar contagios de COVID-19, también ha traído una consecuencia positiva pero imprevista: toda la familia se ha reencontrado en el hogar y pasa más tiempo junta. Este año, volvieron los almuerzos familiares sentados a la mesa, las tardes de ocio compartido y los domingos volvieron a ser días dedicados a pasar tiempo unidos. Sin embargo, esto no se ha dado sin conflictos y dificultades.

 

“Esta etapa de distanciamiento social se ha convertido en un reencuentro con las personas con las que convives. El distanciamiento social no implica el distanciamiento afectivo. Es algo que hemos visto y no debería ocurrir: padres y niños emocionalmente separados a pesar de estar en un solo espacio. En esta época, debe haber mucha más comunicación para hacer de este confinamiento algo mejor”, explica Carol Leyla, psicóloga de Ediciones COREFO.

 

En el Día de la Salud Mental, que se conmemora cada 10 de octubre, la especialista da una serie de recomendaciones para mejorar la convivencia en casa y cuidar el bienestar emocional y mental de todos los miembros de la familia durante estos meses complicados.

 

  1. Analiza tu interior

Es importante que llevemos a cabo un proceso de introspección y analicemos cómo está la relación personal con nosotros mismos. A veces, alguien no se soporta a sí mismo y por eso no es capaz de construir una buena relación con los demás. Gracias al autoanálisis, nos daremos cuenta si tenemos que trabajar en esto primero, incluso antes de pensar en formar relaciones interpersonales. Recuerda: nadie da lo que no tiene.

 

  1. Separa el trabajo y el hogar

Llevar problemas del hogar al trabajo y del trabajo al hogar solo aumenta el nivel de estrés que sentimos. Lo mejor es aprender a separar los dos ámbitos, incluso con la dificultad que implica esto en un contexto de teletrabajo. Antes de la pandemia, se solía criticar mucho a los padres sobre el poco tiempo que pasaban con sus niños. Hoy, varios de ellos están juntos las 24 horas pero esto no asegura tiempo de calidad si en esos momentos solo se habla de problemas que se dan en casa o la oficina.

 

  1. No dejes de lado las ocasiones especiales

Incluso si no hay reuniones familiares y amicales, las fechas especiales no deben ser olvidadas. Cumpleaños, aniversarios y otras festividades pueden ser una excusa para que las personas que viven en el mismo hogar dejen sus obligaciones por un momento, compartan una cena y pasen un buen momento juntos.

 

  1. Promueve actos de amor

Tampoco es necesario esperar a una fecha especial para demostrar amor a alguien. Parejas de esposos pueden darse regalos espontáneos, los niños pueden dejar de lado la computadora o el celular para conversar con sus padres. Los adultos mayores son quienes más afecto necesitan durante esta pandemia, pues además de tratarse de la población de mayor riesgo, suelen sufrir por la falta de empatía y calor familiar.

 

  1. Llega a acuerdos

Todos los miembros de la familia tienen sus propias necesidades y obligaciones que cumplir en el hogar. Es importante ponerse de acuerdo para delegar tareas y dejar tiempo libre al ocio y entretenimiento personal. Papá y mamá deben ser un ejemplo y fijar normas de convivencia. Es vital que estén de acuerdo acerca de las reglas a cumplir y no se desautoricen el uno al otro.

Share To:

Andrés Rafael López

Post A Comment:

0 comments so far,add yours

Ingrese su comentario adecuadamente!