Ayer el Congreso aprobó una nueva ley agraria con serias deficiencias técnicas, que pone en riesgo de desaparición a 200,000 puestos de trabajo formales directos e indirectos. Hemos expresado nuestras discrepancias con lo aprobado por el Congreso públicamente y por los canales que brinda la institucionalidad democrática, como corresponde.

 

Sin embargo, lamentamos observar que hoy las carreteras nuevamente son bloqueadas, mientras se amenaza y agrede a trabajadores del agro que solo buscan asistir a sus centros de labores. Todo esto, mientras se multiplica información falsa con el objetivo de azuzar e instigar a la violencia. Un Estado de derecho democrático como el nuestro, no debería permitirlo.

 

Lamentamos estos hechos y nos solidarizamos con los cientos de miles de peruanos que son víctimas de estos hechos violentos, instigados por agitadores que creen estar por encima de la democracia, de la ley y de las responsabilidades ciudadanas que esta supone.

 

Invocamos urgentemente a las autoridades a mantener la paz social. No dejemos que grupos violentos les quiten a millones de peruanos el derecho a la vida y la salud, el derecho al libre tránsito, el derecho al trabajo, y el acceso a suministros como medicamentos y oxígeno, cruciales en la actual situación.

 

Avancemos juntos, en paz y democracia.

Share To:

Andrés Rafael López

Post A Comment:

0 comments so far,add yours

Ingrese su comentario adecuadamente!