Autoridad edil anunció que ya cursó el documento respectivo, a fin de que la Policía desarticule bandas que alquilan ilegalmente la vía pública.


A fin de que la lucha contra la propagación de la COVID-19 siga bajo estricto control, por parte de la Municipalidad Provincial de Trujillo (MPT), el alcalde José Ruiz Vega, anunció que se ha coordinado con la Policía Nacional del Perú (PNP) y el Ejército Peruano (EP), para que brinden el apoyo necesario para evitar la presencia de focos de contagio en los alrededores del mercado Zonal  Palermo y el jirón Sinchi Roca, más aún cuando ya se viene ejecutando un proyecto de peatonalización de la zona.

"Ya hemos coordinado con el EP y la PNP, quienes estarán, en las próximas horas, en la zona, pero el apoyo debe ser sostenible. Recordemos que estamos luchando contra el coronavirus y existía un gran hacinamiento en el lugar, y vamos a redoblar esfuerzos para evitar su propagación", explicó la autoridad edil.

Ruiz Vega recordó que existen malos comerciantes que se resisten a dejar la zona en mención, pero no dejó de exhortar a la PNP para que se sumen a las labores efectivas y de inteligencia, toda vez que se sabe que existen bandas dedicadas a cobrar cupos para que los informales ocupen espacios de las calles mencionadas.

Lamentablemente, en horas de la tarde, un contingente de serenos de la MPT tuvieron que hacer frente al mal proceder de comerciantes ambulantes, quienes por segundo día buscaron por todos los medios invadir la referida vía pública.

En esta oportunidad, al no poder ingresar por la reja del jirón Sinchi Roca con Francisco de Zela, el grupo habitual de ambulantes que se enfrenta con la autoridad, se trasladaron hacia el enrejado de la calle Sucre con la avenida Los Incas.

Sin medir acciones y sin respetar los cuidados necesarios para evitar contagios por la COVID-19, un grupo de mujeres obstruyó la reja de acceso utilizando su peso corporal, para que así sus productos sean ingresados en unas estructuras con ruedas, que son usados como puestos informales de venta.

Sin embargo, en una rápida coordinación con la PNP y más apoyo de serenos municipales, primero se intentó dialogar con los informaciones para que desistan de su accionar pero, al no encontrar respuesta positiva, se tuvo que intervenir en la reja para que la zona sea despejada. Luego de unos minutos, se consiguió el objetivo y se cerró la reja en su lugar.

Es preciso mencionar que en la labor, tanto serenos como efectivos policiales, fueron víctimas de agresiones verbales y físicas. Esta situación se viene registrando en los últimos días y es ocasionado por los comerciantes informales que se resisten a dejar la vía pública libre.




Share To:

Andrés Rafael

Post A Comment:

0 comments so far,add yours

Ingrese su comentario adecuadamente!