El tema de la pesca y la conservación marina siguen estando ausentes en la campaña electoral, a pesar que el Perú es el segundo país pesquero del mundo y que en nuestro mar se captura casi la décima parte de la pesca mundial. Por ello, la organización internacional de conservación marina Oceana presenta la Agenda Azul 2021-2026, una propuesta para la reforma del sector pesca y la conservación del mar peruano desde cinco áreas claves de trabajo para ejecutar en el próximo quinquenio.

“El mar peruano aporta a la seguridad alimentaria, la economía y nuestra salud, pero históricamente hemos arrastrado problemáticas que obstaculizan la gestión sostenible de esta riqueza. Por ejemplo, sabemos poco del estado de explotación de muchos recursos y la gran mayoría no cuenta con medidas de manejo que permitan adaptarnos al cada vez más cambiante clima mundial”, declaró Juan Carlos Sueiro, Director de Pesquerías de Oceana Perú.

“La regulación y la institucionalidad deben abordar estos y otros problemas de forma integral. La celebración de nuestro bicentenario es una oportunidad para empezar la progresiva transformación del sector”, añadió.

La Agenda Azul, contiene los cinco ejes para la reforma del sector pesca en el Perú. El primer eje es sobre el manejo pesquero y propone desarrollar una política nacional que contenga objetivos de largo plazo para la gestión de nuestras pesquerías. Asimismo, plantea incorporar las categorías de sobreexplotación y sobrepesca en el marco regulatorio y reformar los Reglamentos de Ordenamiento Pesquero (ROP) que son la principal herramienta de gestión de la pesca en el país. 

El segundo eje plantea el establecimiento de medidas para impulsar la transparencia en el manejo de la información y la participación en la toma de decisiones del sector pesquero. Para Oceana, esto se logrará con medidas como la sistematización y la puesta en línea de la información científica sobre los recursos y el desempeño de las actividades pesqueras, así como creando espacios institucionalizados de participación. 

El combate a la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (pesca INDNR) en el país es otro de los frentes de trabajo indispensables para el próximo gobierno. Las propuestas son retomar la creación de la Superintendencia Nacional de Pesca y Acuicultura, mejorar la coordinación de PRODUCE con los gobiernos regionales, extender el uso de tecnología satelital a la flota pesquera artesanal y desarrollar un sistema de información en tiempo real compartido entre las diferentes autoridades, entre otras medidas. 

El cuarto eje de la Agenda Azul señala que se debe impulsar la modernización de la pesca artesanal, empezando por promover la formalización, reduciendo trabas burocráticas y con incentivos crediticios, laborales y previsionales. Esto debe ir de la mano con medidas como mejorar la trazabilidad de los productos pesqueros artesanales con destino al consumo humano directo y reforzar la protección de las primeras cinco millas marinas exclusivas para la pesca artesanal.

Finalmente, el último eje se refiere a saldar la deuda pendiente con la protección de nuestro territorio marino, mediante la creación de nuevas Áreas Naturales Protegidas (ANP). Para ello, hoy ya existen las propuestas de creación de las reservas nacionales Dorsal de Nasca y Mar Tropical de Grau. Con su creación, el país pasará de proteger el 0.5 % del mar a más del 8 %. La conservación de estos ecosistemas tiene que ir acompañada con medidas como la elaboración de una lista de especies amenazadas acuáticas y el fortalecimiento en la gestión de las ANP marino costeras ya existentes. 

Mediante estos cinco ejes, Oceana pone sobre la mesa las medidas fundamentales que los candidatos en estas elecciones deben considerar de llegar a ocupar un puesto público, con el objetivo de recuperar la abundancia de nuestro mar y con ello, su potencial económico y soporte para la seguridad alimentaria de la nación. 

Datos de interés

La pesca artesanal genera más de 90 000 empleos en el Perú, cifra que incluye a hombres y mujeres dedicados al desembarque, procesamiento, transporte, entre otros servicios, según PRODUCE.

En el Perú se captura casi la décima parte (8 %) de la pesca global.  (FAO, SOFIA 2020)

La pesca de anchoveta es la pesquería de una sola especie más grande del mundo con más de 7 millones de toneladas en el 2018. (FAO, SOFIA 2020).

El Perú pierde entre US$ 260 hasta US$ 400 millones al año por pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (Pesca INDNR).  

El Perú se ha comprometido a proteger al menos el 10 % de su dominio marítimo al 2020, pero actualmente solo protege alrededor del 0.5 %.

Acerca de:

Oceana es la mayor organización internacional dedicada exclusivamente a la conservación de los océanos. Oceana está recuperando los océanos mediante políticas basadas en la ciencia en países que controlan un tercio de la pesca mundial de recursos marinos. peru.oceana.org




Share To:

Andrés Rafael

Post A Comment:

0 comments so far,add yours

Ingrese su comentario adecuadamente!