Alcalde José Ruiz lideró actividad inopinada con autoridades de la región. También se clausuraron tres establecimientos.

 

Siguiendo con el firme objetivo de mantener el orden de la ciudad y cuidar la salud de los ciudadanos, en un contexto de pandemia del coronavirus, la Municipalidad Provincial de Trujillo (MPT) ejecutó un operativo inopinado donde se detectó una gran cantidad de establecimientos que incumplían las normas sanitarias; interviniéndose, también, a más de 100 personas participando en fiestas y libando licor en pleno toque de queda.

 

“Estamos realizando un operativo coordinado con las entidades comprometidas con mantener el orden. Lamentablemente se puede evidenciar que se siguen incumpliendo las normas sanitarias, pues hay locales que en anteriores ya fueron intervenidos y persisten en atender”, explicó el alcalde provincial José Ruiz Vega.

Cabe recordar que este operativo se suma a los más de 3 mil 300 que ha ejecutado la gerencia de Seguridad Ciudadana y las demás dependencias de Licencias y comercialización y Salud de la MPT, desde enero del presente año, en plena pandemia.

 

Desde las 9:00 de la noche del último viernes, la autoridad edil lideró el citado operativo, teniendo como apoyo coordinado a la prefecta de La Libertad, Carolina Velasco, a la representante de la Fiscalía de Prevención del Delito, efectivos policiales tanto de las comisarías como de la Unidad de Servicios Especiales (USE) de la PNP. También, se contó con el apoyo del Ejército Peruano, y personal de Seguridad Ciudadana, Defensa Civil y fiscalización de la MPT.

 

El primer local en ser intervenido fue el conocido como “El Recreo”, ubicado en la cuadra cinco del jirón Estete, en pleno Centro Histórico de Trujillo. En el establecimiento se encontró a más de 20 hombres que libaban cerveza e incumplían las normas sanitarias. Además, el establecimiento ya había sido intervenido días atrás, por lo que se procedió a clausurarlo por 30 días, pues además no contaba con certificado de Defensa Civil.

 

Tras algunos minutos, el operativo siguió hasta la cuadra tres de la avenida Túpac Amaru, en la urbanización Las Quintanas, donde se irrumpió el local “Punto Cero”. En el lugar, se halló a una gran cantidad de ciudadanas venezolanas y, según los vecinos, funcionaría un prostíbulo clandestino; por lo que se procedió a clausurarlo por 30 días.

 

En tanto, cerca de este último punto, en la cuadra nueve de la avenida Miraflores se alertó de una fiesta, por lo que también se procedió a intervenir. Sin embargo, los efectivos policiales y se Seguridad Ciudadana de Trujillo tuvieron que romper la puerta de acceso para ingresar y verificar que en el lugar había una gran cantidad de personas, entre ellas ciudadanas venezolanas que participaban en actos celebratorios.

 

Los encargados del hotel fueron notificados por no contar con certificado de Defensa Civil vigente. Siguiendo con el operativo, se acudió a la urbanización Vista Hermosa, donde al interior de un condominio se habilitó una discoteca, donde 30 personas, entre ellas menores de edad que disfrutaban sin ningún reparo.

 

En este espacio, se encontró a los menores ingiriendo bebidas alcohólicas, y a pesar que algunos intentaron escapar, fueron interceptados por los agentes de Serenazgo y del Ejército. Tras algunos minutos, los menores fueron llevados a la comisaría El Alambre; y el local fue clausurado por 30 días.

 

“Es increíble la gran cantidad de personas que hemos intervenido, y que siguen burlando las normas. Nosotros seguiremos coordinando estos operativos con apoyo de la prefectura, la Policía Nacional, el Ejército y la Fiscalía pues las normas se siguen incumpliendo, y aunque estemos en riesgo de contagio, vamos a cuidar a los ciudadanos”, explicó la máxima autoridad provincial.

 

Finalmente, todos los intervenidos fueron puestos a disposición de las comisarías y se les impuso una multa de 440 soles. Además, quedaron registrados en el sistema informático de la PNP.




Share To:

Andrés Rafael

Post A Comment:

0 comments so far,add yours

Ingrese su comentario adecuadamente!