·         El desconocimiento sobre los beneficios de este tipo de cobertura, así como los altos precios y la oferta de coberturas y servicios que no se adaptan a las necesidades de la población, frenan su avance, según RIMAC Seguros.

 

En una coyuntura particularmente marcada por la prevención, menos del 2% de la población peruana cuenta con una cobertura de salud. Así lo reveló hoy la compañía RIMAC Seguros y Reaseguros, la cual además precisó que, de esa pequeña población, menos del 8% había accedido a un seguro privado de salud al cierre del 2020.

 

Entre toda la población peruana que cuenta con cobertura de salud, el 92% posee un seguro público y solo el 8%, uno privado. A pesar de que este último sector creció alrededor de 4% en los últimos años, aún la penetración de los seguros privados de salud resulta baja entre la ciudadanía. “La baja contratación de los seguros de salud privados se debe a factores como precios elevados –superiores a los S/ 200 mensuales en promedio–, la desinformación sobre coberturas, beneficios y pagos, el lenguaje poco amigable en la compra y el uso del seguro, y la baja tangibilización del valor del mismo”, explicaron desde la aseguradora.

 

La oferta actual de seguros privados de salud es predominantemente integral, y eso origina que se agrupen coberturas y servicios que muchas veces no calzan con las necesidades específicas de los asegurados. Esto hace que los clientes de los seguros de salud  privados perciban que están pagando por coberturas que no usan y por lo tanto no terminan de encontrar el correcto balance entre el costo de producto y el beneficio que reciben. “Estas características frenan la contratación de seguros de salud privados, sobre todo en los segmentos más bajos, pues se trata de productos muy caros y que tienen demasiadas coberturas que no se ajustan a sus necesidades”, puntualizaron desde la aseguradora.

 

Frente a este escenario, la flexibilización y adaptabilidad de las coberturas se perfila como una herramienta para incluir hoy a segmentos que no acceden a este tipo de seguro de salud. Así, por ejemplo, RIMAC acaba de implementar el primer “Seguro de Salud Flexible”, que permite a los clientes personalizar sus coberturas y pagar por los servicios que únicamente consideren que se ajustan a sus necesidades. El asegurado podrá comprar un plan base e ir añadiendo coberturas complementarias a precios más accesibles, dándole el control sobre el plan que contrata y entendiendo en todo momento lo que está adquiriendo.

 

Con esta flexibilización, los planes base de “Salud Flexible” (Plan Seguro en Casa y Plan Seguro en Casa y Clínica) bajarán la valla de precios para partir desde S/ 49 y S/ 99, respectivamente, con variaciones según la edad del cliente. Los seguros flexibles ofrecerán servicios de médico a domicilio, videoconsultas, orientación telefónica e indemnización por hospitalización, consultas en clínica, medicinas y exámenes derivados en clínicas, según el plan. A estos se les podrá agregar coberturas complementarias como cobertura de sepelio y exoneración de pago, chequeo preventivo anual y vacunas, emergencias y ambulancias, hospitalización y maternidad y centros especializados de oftamología y odontología.

 

Con esta flexibilización de los seguros, los precios de las consultas médicas estándar en clínicas  también disminuirían. “En la mayoría de seguros, el costo promedio de consulta va desde S/ 30. Con esto, la consulta médica costará S/ 20, un precio más accesible”, indicó RIMAC.



Share To:

Andrés Rafael

Post A Comment:

0 comments so far,add yours

Ingrese su comentario adecuadamente!